El futuro de Thunderbird

Todo hombre es responsable del bien que no ha hecho. (Voltaire)

Logo oficial de ThunderbirdA estas alturas, muchos habréis conocido la noticia. Mozilla dejará de incorporar nuevas características en Thunderbird y sólo proporcionará actualizaciones de seguridad y estabilidad. Voy a analizar el asunto desde tres puntos de vista: su impacto en Mozilla, su impacto en Thunderbird y su impacto en SeaMonkey.

Impacto en Mozilla

El impacto en Mozilla es doble. Por un lado, y como oficialmente se anuncia, algunas personas que trabajaban a tiempo completo en Thunderbird pasarán a otros proyectos; además de Firefox de escritorio, está Firefox Mobile, B2G y diversas iniciativas web.

Por otro lado, se constata el fracaso del Manifiesto Mozilla tal y como se ha defendido en numerosas ocasiones. Ya en un borrador del manifiesto me pareció que Mozilla no busca una Internet abierta, sino una web abierta; cambiaron la palabra “Web” por “Internet” en el manifiesto, pero el hecho es el que es. Mozilla se preocupa por la navegación web, por HTML, CSS y JS, pero no por proporcionar herramientas que contribuyan a que otros protocolos como el correo, los grupos de noticias, los servicios de calendario o incluso la mensajería instantánea sean abiertos y no estén sujetos a la manipulación de actores interesados.

Si la decisión es la correcta para que Mozilla sobreviva y triunfe en las otras áreas es algo que no sé. A priori, diría que Thunderbird es un equipo que no pasa de una decena de personas, mientras que el conjunto de Mozilla Corporation cuenta con varios cientos de empleados. Probablemente hay demasiados empleados de marketing y no suficientes programadores y analistas, pero aun así, dudo que recolocar a, como máximo, una decena de ingenieros vaya a suponer un gran impacto.

Impacto en Thunderbird

La verdad es que ha existido cierta disociación entre los intereses del equipo de desarrollo de Thunderbird y lo que los usuarios demandan. Las últimas novedades de Thunderbird, la configuración automática de cuentas de correo, las cuentas de chat y el uso de servicios de almacenamiento en línea (como Dropbox o YouSendIt) para enviar archivos grandes, como los vídeos y presentaciones PowerPoint con los que nos atacan conocidos y familiares, son interesantes para los usuarios domésticos, que son justo los más proclives a contentarse con un servicio de correo web o incluso a prescindir por completo del correo y comunicarse sólo con Facebook o Twitter.

En cambio, hace varios años que se pide insistentemente, sin resultado alguno, mejorar el proceso de redacción de correo HTML en Thunderbird para que permita establecer estilos CSS, crear plantillas para redactar y responder mensajes. Esto es notablemente más importante en un entorno empresarial, donde asegurar que los mensajes cumplen un estilo visual corporativo homogéneo a lo largo de distintos clientes es crucial.

Por supuesto, el uso de un calendario integrado es también importantísimo en una organización. A pesar de estar absolutamente infradotado, el trabajo que se hace en el proyecto Calendar por parte de Philipp Kewisch está dando como resultado un complemento bastante estable. Queda camino por hacer, pero posiblemente está en mejor situación que Thunderbird en sí mismo.

Con todo esto, ¿qué podemos esperar de Thunderbird en el futuro? Lo primero, el futuro no llegará hasta dentro de unas 13 semanas, ya que las últimas novedades se incorporan en central, que pasará la semana que viene a Aurora, al cabo de otras seis semanas a Beta y, por último, seis semanas más tarde a la versión definitiva. Es decir, hablamos de casi mediados de octubre.

Supongamos que aparecen 1000 voluntarios de un día para otro que quieren colaborar con el desarrollo de Thunderbird y comienzan a proporcionar parches. Nada de eso valdrá para nada si no hay alguien que los revise y apruebe para que entren en el repositorio de Mozilla y acabemos viéndolos formando parte de Thunderbird. Ahora mismo, los revisores son los mismos empleados que van a dejar de lado el desarrollo de Thunderbird. Lo ideal sería que hubiera una cesión de esas responsabilidades a voluntarios motivados y experimentados, para que no se formara un cuello de botella en las colaboraciones que desmotivara a quienes aporten código. Ya veremos si sucede.

Si todo va bien, aventuro muchos menos cambios, posiblemente más centrados en cuestiones pendientes desde hace tiempo como el citado problema con el editor HTML, o un panel de bienvenida que resuma los mensajes, fuentes RSS, citas y tareas recientes.

Impacto en SeaMonkey

La mayor parte de los cambios en la infraestructura de correo efectuados en Thunderbird se trasladaban también a SeaMonkey, no así las funcionalidades completas como el asistente de nueva cuenta de correo, el envío de adjuntos grandes y similares.

Por un lado, el hecho de que el ritmo de innovaciones se reduzca en Thunderbird puede suponer que SeaMonkey vaya, poco a poco, incorporando algunas de las funciones que ya están presentes en Thunderbird. Se me ocurren, a primera vista, el recordatorio de adjuntos olvidados basado en una lista de palabras clave, el panel de bienvenida (que ya era un objetivo propio de SeaMonkey) y, quizá, algunas opciones de vistas agrupadas de conversaciones.

Por otro lado, de alguna forma la misión y filosofía de Thunderbird se veía más cercana a SeaMonkey que la de Firefox. Es posible que veamos alguna mejora en cuanto a que los voluntarios que quieran colaborar con Thunderbird quizá aporten parches que también sirvan para SeaMonkey. No es, desde luego, más que una impresión particular y, de momento, todo está en el aire.

Conclusión

Si eres de los que opinan que un navegador web, en el escritorio y en el dispositivo móvil, es todo lo que hace falta hoy en día para usar Internet, la noticia es buena, aunque no debes esperar un cambio sustancial. La ganancia es discreta, en el mejor de los casos.

Si eres, como yo, de los que creen que hay vida más allá del navegador y que el correo web no es la solución óptima, la noticia es, sin duda, mala. Mozilla necesita un impulso en la adopción de HTML5 en su motor HTML que no se soluciona con diez personas y, al mismo tiempo, necesita ser fiel a sus principios. O hacer de Groucho Marx y cambiarlos por otros.

Anuncios

Acerca de rickiees

Miembro de NAVE, el grupo de traducción al español de España (es-ES) de Mozilla. Colaborador de Mozilla Hispano. Desarrollador aficionado en Java SE, prefiero las aplicaciones de escritorio.
Esta entrada fue publicada en Noticias, Opinión y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El futuro de Thunderbird

  1. FMR dijo:

    A veces es realmente increíble, el poco caso que las compañías hacen a los consumidores o usuarios. Thunderbird, per se, es un buen producto y en este sentido resulta inconcebible su previsible desaparición; a menos que “Mozilla” esté pensando con ello, potenciar todo el proyecto “SeaMonkey” que según mi opinión, conceptualmente, es lo mejor y de más futuro que posee el grupo.

  2. UN LECTOR dijo:

    Utilizo Thunderbird y aunque entienda poco, muy poco, de informática, he seguido con atención las noticias que se han ido publicando sobre este asunto y he visto que el suyo es, con diferencia, el que explica con claridad, con síntesis (pero sólida) la situación al que se enfrenta este gestor de correo. Otros sitios “importantes” de Internet ni siquiera se han dignado a escribir algo.

    Mozilla me está defraudando. Insisto que desde mi ignorancia en el mundo de la informática hubiera deseado más tacto si esta firma realmente busca la libertad en Internet, si de verdad propugna el “software libre”, abierto o como prefieran definirlo. Seguir el desarrollo sólo en la senda de la moda entiendo que puede resultar peligroso. Pero bueno, allá ellos.

    De todos modos, muchas gracias por el artículo

Los comentarios están cerrados.